La razón por la que el trabajo de luz debe estar basado en el amor

Como trabajador de la luz buscas siempre dar. Es una característica muy fuerte, pero es importante cuidar desde donde haces las cosas. Pues esto ayuda a evitar pasar por situaciones dolorosas, las cuales debido a que la alta sensibilidad que tenemos, genera un sufrimiento muy desgastan.

Esta en la esencia de los trabajadores de la luz esta la necesidad de servir, de hacer por los demás. Pero hay que cuidar hacerlo por amor, y eso implica tener un proceso de crecimiento espiritual y de desintoxicación.

En mi caso, siempre he buscado ayudar a los demás, pero lo hacia para sentirme bien yo. Pues mi ego me quería hacer sentir realizado, y en gran medida creía que mi importancia y mi valor personal venían de hacerlo. Dicho de una chistosa quería ser un Rockstar espiritual, buscaba ayudar a para ser reconocido.

Y lo peor es que esto de alguna manera afectaba esa “buena obra”. Ya que estaba yo buscando un resultado especifico, incluso un beneficio personal, el reconocimiento. Eso hace que las otras personas sientan ese acto que en lugar de ser amoroso se vuelve un poco egoísta. Y ¡Si!, la obra ahí esta, pero la forma y el fin con lo que se hace las cosas, en este caso importan mucho.

Además, muchas veces me descubrí, forzando la ayuda a otros. Incluso descubrí que había en mi el chip de ser “rescatador” o “salvador”. Esto implica considerarse una persona importante que viene a salvar a los demás.

Esto es un enfoque equivocado, pues cada persona vienen sola a aprender sola. Todos nacemos un ser superior que nos guía y nos ayuda durante nuestra vida de aprendizajes. Y si claro, podemos recibir ayuda de otros, pero cuando nosotros la pedimos.

Me recuerdo mucho, desgastándome y frustrándome en la búsqueda de personas por ayudar. Viendo a las personas sufrir sin aceptar mi ayuda. !Uff¡

En esto noté que mi energía era poca cuando buscaba hacer las cosas buscando un mérito.

Pero fue hasta que entendí que cada quien es dueño de su vida, y decide como quiere vivirla y aprender de la misma, que pude sentir alivio.

Cómo trabajador de la luz, no vienes a rescatar a nadie, ni a salvar, ni mucho menos a entrometerte en la vida de los demás, pues aunque tu fin sea legitimo, el libre albedrío de los demás, debe ser respetado.

A la única persona que vienes a salvar y a rescatar es a ti mismo, a nadie más.

Servir implica hacerlo por amor, y sin esperar nada de vuelta. También implica para ti la libertad de no tener que rescatar ni salvar a nadie. Esa carga si la tienes suéltala, sentirás alivio y verás como tu energía se eleva, señal clara que vas por el camino correcto.

Por otro lado, atraes a las personas similares a tu vibración. Y eso implica que enseñas lo que eres. Y esa es la única forma amorosa de ayudar. Cuando te ayudas, creces y las demás personas deciden si algo de lo que has aprendido les sirve.

Una cosa más, esta bien recibir halagos, felicitaciones y reconocimientos. Como trabajador de la luz muchas veces sientes culpa o que no lo mereces ante esto. Pero hay que aprender a recibirlos, es parte de vivir en abundancia. Así que permítete recibir, disfruta cuando vengas, festejas,pero no pierdas centro, no eres ni más ni menos por el reconocimiento. Solo señala que algo has hecho bien, no tiene que ver con el valor personal.

Todos somos el mismo amor, por lo que todos valemos lo mismo.

Yo sigo soñando con ser un día Rockstar espiritual, pero ya no hago nada la búsqueda de ese objetivo. Si se da seré muy feliz, pero realmente lo que disfruto ahora, es mi camino de luz y aprendizaje. Y me hace feliz ver que mi camino a veces le sirve a otros, pues lo hice por amor. Sin esperar nada a cambio.

Curiosamente cuando haces las cosas por amor, es cuando más ayudas, empezando por ti.

Namasté.

La importancia del propósito de vida.

Como trabajador de la luz, eres especialmente sensible a tener una vida con propósito. Pues aunque no estés consiente de cual es, en lo mas profundo de tu ser, esto esta muy bien marcado. De hecho, tu intuición normalmente te lo va a estar recordando constantemente.

Para identificar tu propósito o misión de vida, o simplemente para saber si vas por el camino adecuado, simplemente debes escuchar a tus sentimientos: ¿te sientes inspirado? ¿Tu energía aumenta cuando piensas o sigues tu misión? ¿Sientes que estas haciendo lo correcto o sientes que estas haciendo algo que no te llena?

Puede ser que hayas crecido en circunstancias en donde te dijeron o incluso te enseñaron que seguir tus sueños es solo para unos cuantos, o que es algo de locos y muy arriesgado. Es por eso, entonces que pienses que no tienes derecho. Y si aceptaste estos comentarios, haz renunciado a tu derecho divino de cumplir tu misión de vida.

Pero esto se convierte en una especie de frustración, que a muchos lleva a depresiones y frustraciones. Cuando estas empiezan a mostrar que algo no esta bien, es cuando también la vida te abre una oportunidad para seguir tu camino de luz.

Todos tenemos una razón específica para estar en esta tierra. La vida se vuelve muy difícil y muy gris cuando no nos atrevemos a ver y a encontrar esta razón.

Te puedo decir algo, no hay nada que temer.

En cambio, cuando empiezas a ir en pos de cumplir tu misión, la vida se transforma. Todo empieza a cobrar sentido. Puede ser que tardes un poco en descubrirla, pero el solo tener la intención de ir en pos de tu misión divina, es suficiente para que te sientas muy diferente.

Muchos trabajadores de la luz, están sufriendo muchas cosas, por que el miedo ha vencido al menos por ahora, su verdaderos deseos. El miedo les ha hecho creer que algo les va a pasar. Esto es un percepción falsa. Venimos a esta vida a brillar y a llenarnos de plenitud. El universo está ahí soportando este hecho. Solo basta aprender a seguir tu guía divina.

Salir del clóset espiritual

Quizás la principal cuestión a la que nos enfrentamos como trabajadores de la luz, es salir a la luz tal y como eres. Lo que por ahí se dice como salir del clóset espiritual, que implica mostrar tus dotes si reservas y sobretodo sin temores.

Si es probable que en tiempos pasados, esto te haya generado algún tipo de sufrimiento. Pero eso es diferente ahora. Así que hay que aprender a poder ser quien Dios nos pidió y nos pide que seamos.

A mi que lo que me ha aterrado, es sobretodo el rechazo. Pero realmente lo que he descubierto, es que ese rechazo no esta en los demás sino en mi. Si yo vibro en rechazo, es justo lo que voy a traer.

Yo tengo un trabajo corporativo, y me ha daba algo de miedo mostrarme con mis dones y habilidades psíquicas, hablar de ángeles, de yoga, de meditación, de mis temas. Hasta que un día dije, ¿qué tiene de malo tener esos atributos? ¿En qué momento una cosa va en contra de otra?

Ahí caí en cuenta, que nuestro Ego nos trata de proteger guardándonos. Tiene miedo de corramos riesgos, pero en ese temor esta no lograr ser plenos.

Yo lo que he hecho es hacerlo gradual, irme mostrando poco a poco. Como cuando uno entra a una piscina, primero tocas la temperatura, si esta adecuada vas entrando poco a poco, hasta que tu cuerpo se siente cómodo, es entonces donde se sumerges completo. Si, puedes tirarte un clavado y hacerlo de golpe, pero el riesgo de que el agua este helada y que no estés preparado es mucho mayor, es decir vas a tener que usar mas energías para componer el clavado, es mas intenso.

También está la opción que te plantea el ego, quedarte sentado viendo la piscina, con ganas de meterte pero sin hacerlo, y sufriendo cuando otros se divierten ahí mientras tu solo observas, consumido por tu miedo.

Eso es exactamente lo que ocurre con la vida espiritual, no da plenitud si vamos por ella.

Como trabajador de la luz es muy desgastante y frustrante tener dos caras, al final sabes que no estás siendo fiel a quien eres.

Es seguro ser un trabajador de la luz, hoy el mundo necesita gente que enseñe que el camino del amor, aveces no es el más cómodo de corto plazo, pero es el que mejor nos hace sentir a la larga. Es el camino que nos hace sentir plenos y completos.

Si habrá gente que te critique o que incluso puedan atacarte de alguna manera. Pero recuerda que cada persona se refleja en los demás. Y casi siempre esas actitudes vienen desde el miedo o la frustración de esas personas, que no han sido capaces de ver su lado luminoso.

En lugar que conectarte con tu miedo, contacta tu compasión. Tienes el poder de convertir el miedo en amor.

Si tu estas en paz, y haz sanado y perdonado las cosas de tu interior, veras con claridad desde donde te hablan los demás, si es desde su corazón o desde su temor.

Creo que en la medida que los hemos tenido la fortuna de encontrar la luz que hay en nuestro interior podemos ayudar a que otros vean esa luz que también hay en ellos. Al final por eso somos trabajadores de la luz, por que al encontrarnos, mostramos que se puede ser amor, en cualquier circunstancia.

Cuando el camino de amor pareciera ser muy duro.

Yo como trabajador de la luz, tengo que reconocer algo. Sufro mucho con cuestiones de dar y recibir amor. Tengo tan claro el recuerdo de como es el amor incondicional, que me nublo al ahora de fluir en esta vida material.

Tengo mucho claro que mi esencia y la de todos es amor, pero ¿por que les cuesta tanto permitirse ser?

Quizás para mi, era imposible vivir con todo el fango con el que en esta vida me toco nacer, y que necesitaba remover para que mi ser brille a su máximo. Y estuve dispuesto a hacer mi tarea para lograr ser lo más luminoso posible.

Pero me frustro que muchas otras personas, por no decir la mayoría de las personas, no estén dispuestas a hacer su tarea. Como trabajador de la luz, veo muchísimo en todos su potencial luminoso, pero pareciera que ellos no lo ven o son incapaces de hacer lo necesario para manifestar su esencia.

Bueno al menos eso es lo que mi ego quiere que yo entienda.

La verdad espiritual es clara: cada quien viene aprender por si mismo, por eso cada quien tiene un ser superior y un propio sendero que caminar.

Así el entender y aceptar esto, ha representado para mi una relajación plena. No es mi responsabilidad cargar con la sanción de nadie más. Únicamente la mía. Esa es mi principal tarea.

Obvio, al hacerlo, de alguna manera tambien estamos ayudando a otros a sanar. Todos estamos conectados.

Pero como trabajador de la luz, es muy importante aprender a desapegarse del proceso de los demás. Cada quien camina por el sendero que quiere y necesita caminar.

La mejor forma de ayudar a otros es permitiendo que asuman la responsabilidad completa por su vida. Eso es en verdad ser amoroso.

Namaste.

El reto de vivir en una realidad dual.

Una de las cosas mas difíciles que he tenido y que aún me cuestan trabajo, son las referentes al “aterrizaje”. Ese preciso instante en que dejas de ser solo alma, y te conviertes en cuerpo en una realidad física. O cuando sabes que eres salud, pero te topas con un cuerpo que tiene un proceso y un tiempo para sanar.

Yo como gente que viene de las estrellas, y donde en su origen, los seres se comunican unos con otros a través de telepatía, la comunicación hablada es gran reto. Muchas veces siento una enorme frustración porque no adivinan mis pensamientos. Pero gracias a descubrir mi tenencia de origen, pude amarme y aceptarme, en lugar de ver esta necesidad de mejorar mi comunicación como una frustración, la convertir en un reto amoroso. Eso me permitió fluir, y mis habilidades de escritura se potenciaron.

Lo que he aprendido últimamente, es que justamente de eso se trata la vida, de como conducimos todo el potencial ilimitado de nuestras almas a través de conductos más estrechos de los de su capacidad total, por ejemplo el cuerpo. La única forma es el amor.

En mis meditaciones he descubierto que justamente por eso estoy aquí, se que soy amor, y también se con rotunda claridad como es el amor incondicional, pero ¿como puedo servir a un planeta de tercera dimensión sino he sentido lo que es estar en una realidad así?

Por ahí viene mi razón dual de estar aquí. Es fácil la teoría, porque esa ya la tengo en mi esencia, pero a mi ser le faltaba lo más importante, la practica. Si bien la realidad dual (positivo-negativo) es algo complicado para nosotros los trabajadores de la luz, también nos trae ese gran beneficio de enseñarnos y hacer crecer nuestro ser.

Cuando entendí eso me di cuenta que mi alma esta sana, pero solo a través de un enorme amor compasivo puedo sanar mi cuerpo. Ya que si me frustro y le reclamo por una recaída, seguramente lo lastimaré mas.

¿Cómo amar una realidad con reglas, con tiempos, con ciertas condiciones? Creo que todo se resume al amor, es la única forma, el único camino. Y creo que los que somos trabajadores de la luz, tenemos todo el poder de hacerlo.

Solo es cuestión de ir haciendo nuestro trabajo de limpieza y desintoxicación, para que podamos recobrar la pureza del poder que emana de nuestra alma. Esto suena muy bonito, pero no es fácil. La mayoría de los trabajadores de la luz, no estamos acostumbrados a manejar esa frustración, muchos no estamos acostumbrados a tener un cuerpo, y menos vivir en una realidad dual.

Pero estamos aquí, no por otra cosa, si no porque lo hemos elegido en algún momento en lo más alto de nuestro ser, y me queda claro que el universo no los hubiera permitido sino fuera por que tenemos la capacidad de tener éxito.

En la medida que aprendes a reconducir tu energía de amor, y fluyese con la realidad material, todo cobra sentido y se siente esa realidad amorosa de la cual venimos y a la cual vamos.